Inicio Artículos Artículos de Historia Oír con los ojos: Efecto McGurk

Oír con los ojos: Efecto McGurk

238

ConoSer Bien

Mirar sin ver, es como oír sin escuchar.
Anónimo

La comunicación es uno de los procesos más importantes y complejos que realizan los seres humanos, el cual suele darse con cierto nivel de dinamismo entre emisor y receptor y se manifiesta en todas las actividades diarias.

Los elementos que intervienen en el acto de comunicar son: emisor, receptor, código o lenguaje (conjunto de signos verbales y no verbales con que se cuenta para compartir algo), mensaje, un canal (que permita su difusión), ruido (toda señal que impide el proceso comunicativo claro y efectivo) y retroalimentación. 

La información visual y auditiva son clave en la comprensión del habla. Cuando se conversa con otra persona no nos limitamos a oír lo que dice, sino también nos fijamos en cómo lo dice moviendo sus labios. Solemos creer que nuestros sentidos funcionan de forma independiente: cuando oímos, sólo oímos; y cuando vemos, sólo vemos. Partiendo de esta creencia, sería razonable pensar que un estímulo visual no es capaz de distorsionar nuestra forma de percibir el sonido.  

Sin embargo, la realidad es que sí puede, puesto que nuestras experiencias perceptivas son producto de un complejo proceso de mezcla de información que da origen a un peculiar fenómeno: el efecto McGurk. Se puede decir que este peculiar fenómeno se da cuando oímos con los ojos, haciendo que lo que oímos cambie en función de lo que vemos.

El efecto McGurk es un fenómeno en el que la percepción de un sonido hablado se ve influenciada por la información visual que se presenta simultáneamente, se manifiesta una interacción entre la audición y la visión en la percepción del habla. La ilusión se produce cuando el componente auditivo de un sonido está emparejado con el componente visual de otro sonido, dando lugar a la percepción de un tercer sonido.  

La visión es el sentido primario para los humanos,​ pero la percepción del habla es multimodal, lo que significa que involucra información de más de una modalidad sensorial, en particular, audición y visión 

Si está interesado, amable letor, se puede hacer la prueba del efecto McGurk mirando el vídeo en el siguiente enlace:  https://youtu.be/VzQSnUEAe3o 

Si una persona está recibiendo la información auditiva de baja calidad, pero recibe buena calidad de la información visual, puede ser más propensa a experimentar el efecto McGurk. Se aprecia que la información visual que una persona recibe de ver una persona hablar, cambia la forma en que escuchan el sonido.  

El efecto McGurk fue descrito por primera vez el 23 de diciembre de 1976 en un artículo del psicólogo Harry McGurk y su colega John MacDonald, titulado «Escuchar los labios y ver las voces» publicado en una de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial,​ fundada por el astrónomo británico Joseph Norman Lockyer, llamada “Nature”. Su primer número fue publicado el 4 de noviembre de 1869.  

​Se indica en el artículo que este efecto se descubrió por accidente (serendipia) cuando McGurk y su asistente de investigación, MacDonald, le pidieron a un técnico que grabara un video con un fonema diferente del que hablaba mientras conducía un estudio sobre cómo los bebés perciben el lenguaje en diferentes etapas de desarrollo. Cuando se reprodujo el video, ambos investigadores escucharon un tercer fonema en lugar del que se habló o articuló en el video¹.   

Encontraron que la percepción de los sonidos hablados no sólo depende de la información auditiva, sino también de la información visual que se presenta simultáneamente. Desde entonces, el efecto McGurk ha sido objeto de numerosos estudios y ha demostrado ser un fenómeno robusto que se produce en diferentes contextos y con diferentes idiomas. 

Como ejemplo, las sílabas / ba-ba / se hablan sobre los movimientos de los labios de / ga-ga /, y la percepción es de / da-da /. McGurk y MacDonald creyeron originalmente que esto se debía a las propiedades fonéticas y visuales comunes de / b / y /g/.​ La información procedente de los ojos y los oídos es contradictorio, y en este caso, los ojos (información visual) han tenido un mayor efecto sobre el cerebro y por lo tanto se han creado las respuestas de fusión y de combinación. 

Algunas personas, incluidas aquellas que han estado investigando el fenómeno durante muchos años, experimentan el efecto incluso cuando son conscientes de que está ocurriendo. Los individuos disléxicos, los niños con deterioro del lenguaje específico, los infantes con trastornos del espectro autista, los adultos con discapacidades de aprendizaje de idiomas, así como en los pacientes con enfermedad de Alzheimer, esquizofrénicos y con Afasia mostraron un pequeño efecto McGurk 

El efecto McGurk parece ser involuntario e inconsciente, los participantes en los estudios no pueden evitar experimentar el efecto, incluso si saben que la información visual no coincide con la información auditiva. Esto sugiere que el efecto McGurk se produce en un nivel automático del procesamiento perceptivo, en el que la información visual influye en la percepción del sonido sin que la persona sea consciente de ello. 

En el contexto de la pandemia por COVID-19, en el que se interactúa con una mascarilla, lo que se ve y escucha no está alineado, por lo que resulta difícil seguir la conversación e incluso se podría malinterpretar lo que se está compartiendo².  

Para mejorar la comunicación es importante potenciar el lenguaje corporal para realzar el mensaje utilizando con mayor frecuencia los ojos, cejas, movimiento de manos y postura corporal. Y para interactuar con quienes tienen problemas de audición, privilegiar el uso de cubrebocas con escudo transparente para permitir la lectura de labios de quien está hablando. 

En resumen, amable lector, el efecto McGurk es un fenómeno que demuestra que la percepción del habla no sólo depende de la información auditiva, sino también de la información visual que se presenta simultáneamente. La manera de asegurar un diálogo fluido es preguntar al interlocutor si lo que se está exponiendo se comprende y tiene sentido. Eso evitaría que al intentar “oír con los ojos” se cometan errores. 

Ya lo decía el filósofo francés René Descartes “los sentidos engañan de vez en cuando y es prudente no confiar nunca plenamente en quienes nos han engañado, al menos, una vez”. 

Jorge A. Rodríguez y Morgado, titular de la columna y el programa ConoSER bien. Twitter: @jarymorgado, correo electrónico: jarymorgado@yahoo.com.mx. Colaborador destacado de: Sabersinfin.com

Referencia:
https://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_McGurk
https://www.savalnet.cl/mundo-medico/reportajes/efecto-mcgurk-el-engano-de-los-sentidos.html