Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

mentes_al_desnudo

Érase una  vez un simpático caballero
con una sonrisa sincera y un corazón muy  abierto,
una radiante chispita que nos guiaba en el sendero,
un mapa de historias y cuentos, de amor y valores cubierto.


Érase una vez un profesor sin igual
que mostraba a sus alumnos como observar sin mirar,
de los días escolares era la azúcar y sal,
pues sus clases visitaban marionetas y un juglar.


Érase un maestro que soñaba y que reía
que invitaba a sus discípulos a vivir con alegría,
entre notas de Oceransky, libros, teatro y poesía
nos sacaba de la escuela a un mundo de  fantasía.


Érase una vez un amigo ideal,
con un hombro  disponible y un consejo como as,
no dudaba, siempre daba su mano incondicional,
su misión ya estaba dada... era un ángel de verdad.


Érase una vez un gran hombre, maestro y amigo,
titular de un alma con cualidades sin fin,
por supuesto, éste es el cuento de mi profesor Cesín.


Da click AQUÍ para escuchar más programas de Mentes al Desnudo.