Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Como reconocimiento a Enrique Canchola Martínez quien abandonó su zona de confort para deleitarnos asiduamente con sus poemas.

Consiento que los alacranes no tengan alas
como tolero que mi amigo Canchola* no viva aquí;
porque si rondáramos los mismos territorios
demostraríamos que las espadas no se atrofian con el uso diario,
los demonios ruborizados por las coplas saldrían expulsados,
el arco iris en movimiento ampliaría sus demandas,
la inspiración brotaría de las alcantarillas,
la fraternidad no se regatearía,
no se objetaría el encanto de la poesía,
y la pertinencia de entender el funcionamiento neuronal levantaría la mano,
pero no es así,
los alacranes no tienen alas y quizá todas estas líneas sean sólo palabras de alarde,
palabras de quien se envalentona por tan brillante amistad.

Enrique_Canchola_Martinez_2

 

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


abel perezAbel Pérez Rojas es director general de Sabersinfin.com y catedrático del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE)

Más de la obra de Abel Pérez Rojas: