Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter

Se fueron tus mejores años
cuidándome noche y día,
para que sorteara peligros
enseñándome la vida.

Tus pies están muy cansados
de tanto ir y venir,
tus esfuerzos serán coronados
ya no debes más sufrir.

Hoy cosechas lo que sembraste
tus sabios consejos y valores,
el tiempo que padeciste
cumpliendo con tus deberes.

Tu cabello ya pinta canas
se ha extinguido tu juventud,
tus enseñanzas no han sido vanas
para ti, mi perenne gratitud.

El día que mueras madre mía
aunque te encuentres ausente,
estarás conmigo día con día
te llevaré siempre en mi mente.

miguel angel perez rojas*Miguel Ángel Pérez Rojas es originario de Tehuacán, Puebla, México y profesor de bachillerato.

Más de la obra de Miguel Ángel Pérez Rojas: