Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter

Al Caballero de la Espada Desenvainada

El poeta regresó,
con él trajo el llanto,
un loco libando
y la sonrisa de María.

El poeta trajo la luz,
partió la oscuridad en dos
e hizo que la luna pariera
¡Es domingo a medio día!

El poeta regresó,
con él volvió la algarabía,
las musas sin pudor sedujeron
y brotó la inspiración.

El poeta volvió,
con él: el anciano,
el cojo, la prostituta,
el avatar y la abuela.

El poeta volvió:
¿Alguna vez se fue?
El poeta volvió:
vive en nosotros... ya somos uno.

abel perezAbel Pérez Rojas es director general de Sabersinfin.com y catedrático del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE)

Más de la obra de Abel Pérez Rojas: